Este sitio utiliza cookies, incluyendo terceros, con el fin de mejorar la experiencia y la prestación de servicios en línea con sus preferencias. Al cerrar esta bandera, el desplazamiento de esta página o haciendo clic en cualquiera de sus elementos de consentimiento para el uso de cookies.
Si desea obtener más información o optar por todos o algunos cookie de ir a la Política de Cookies

Mosquitos: un peligro para la salud mundial

Según los datos de la Organización Mundial de Salud, aproximadamente 212 millones de casos de malaria estimados en el mundo en el  2015, de los cuales el 70% son entre niños menores de cinco años.

Además de la malaria, los mosquitos son portadores de otras enfermedades peligrosas con más de 500 millones de casos anuales.

Para combatir este problema, a los productos ya existentes se agrega la Tecnología revolucionaria Triled, adecuada a todo tipo de ambiente: la luz amarilla además de crear un ambiente luminoso y acogedor es un repelente eficaz, cabezal de laboratorio, único e increíblemente útil contra molestos y peligrosos insectos.

MALARIA

Según los datos de la Organización Mundial de Salud, se estiman aproximadamente 212 millones de casos de malaria en todo el mundo en el 2015 y alrededor de 429,000 muertes, de las cuales el 70% son  niños menores de cinco años (292,000 en la Región de África). La mayoría de los casos se registraron en la Región de África (90%), seguidos por el sudeste de Asia (7%) y la Región del Mediterráneo Oriental (2%).

Los datos muestran que las tasas de incidencia (en ambos casos -21%) y la mortalidad (respectivamente -29% y -31%) disminuyeron entre el 2010 y el 2015, tanto a nivel mundial como en la Región de África. Se registró una clara mejoría en los datos de mortalidad en la Región del Pacífico Occidental (-46%), la Región de las Américas (-37%) y la Región del Mediterráneo Oriental (-6%). En cuanto a la Región de Europa, no se registraron caso des malaria autóctona en el 2015 (el último caso se registró en Tayikistán en julio del 2014). Entre el 2010 y el 2015, la tasa de mortalidad por malaria entre los niños menores de cinco años se ha mundialmente reducido, se ha estimado alrededor de -35% . Sin embargo, debe tenerse en cuenta que en este grupo de edad la malaria sigue siendo una de las enfermedades más peligrosas, hasta la fecha es la causa de la muerte de un niño cada dos minutos.

Agentes patógenos y sus vectores

Los agentes etológicos protozoarios de la malaria humana son 4, todos pertenecen al género Plasmodim: Plasmodium falciparum, agente de la llamada terzana maligna, la forma más grave que puede conducir a la muerte, P. vivax y P. oval, agentes de dos formas benigno, y P. malariae, agente de cuartana. Un quinto plasmodium, P. knowlesy, que tiene algunos primates como reservorio, rara vez puede causar incluso una forma de cuartana benigna en humanos.

La malaria se contrae después de la picadura femenina de una de las 60 especies diferentes de mosquito pertenecientes al género Anopheles. Entre las especies más importantes encontramos An. gambiae (portador principal en África) y An. stephensi (principal portador en Asia) después de que este se infectó con sangre de un sujeto con malaria. Antes de que el anofele se vuelva infeccioso, el plasmodio debe someterse a un ciclo de desarrollo dentro del mosquito mismo, que puede durar de varios días a algunas semanas, dependiendo de la especie plasmodial y sobre todo de la temperatura ambiente.

Dentro del huésped humano, el parásito (endocelular) cambia a través de varias etapas de desarrollo y logra activar las defensas del sistema inmune, localizándose primero en el hígado, invadiendo los hepatocitos y amplificándose mediante la esquizogonia, invadiendo los globulos rojos, donde se reproduce nuevamente para esquizogonia, dando lugar a nuevas generaciones de parásitos cada 3 (terzana) o 4 (cuartana) días. Después de algunos ciclos de desarrollo, el Plasmodium produce formas sexuadas (gametocitos), el Plasmodium está listo nuevamente para infectar a un nuevo mosquito.

La fiebre de Chikungunya, el dengue y el virus del Zika son enfermedades virales transmitidas por mosquitos, pertenecientes al género Aedes, en particular de las especies Aedes aegypti y Aedes albopictus (mosquito tigre). En epidemias, el único huésped del virus es el hombre.

DENGUE

Según la Organización Mundial de Salud, el dengue causa alrededor de 50 millones de casos cada año en todo el mundo, la mayoría de los cuales ocurren en los continentes del sur del mundo, especialmente en las áreas tropicales y subtropicales. En los Estados Unidos, los CDC registran alrededor de 100-200 casos de dengue de importación cada año de personas que han viajado al extranjero en áreas donde el virus del mosquito está muy extendido. Según el Cdc, entre el 1977 y el 1994, se importaron cerca de 2300 casos de enfermedades a los Estados Unidos. Sin embargo, es probable que la cifra esté subestimada porque en muchos casos los médicos tratantes no identifican la enfermedad.

La prevalencia de la enfermedad, según el Oms, se ha incrementado dramáticamente en los últimos años y el dengue es endémico hoy en más de 100 países en el sur del mundo. Antes del 1970, solo nueve países habían notificado casos de dengue y hemorragia por dengue. Hoy, el Oms estima que dos quintos  de la población mundial están en riesgo de contraer dengue. En el 2001 hubo más de 600,000 casos registrados solo en el continente americano, de los cuales más de 15,000 fueron casos de dengue hemorrágico. Un número que es el doble del número de casos registrados en la misma área en el 1995. Además, en los últimos años, el dengue se ha manifestado cada vez más con epidemias violentas como la de Brasil en el 2001, donde más de 390,000 personas se enfermaron, 670 de las cuales de dengue hemorragico.

Los países más afectados

En las últimas décadas, el dengue se ha establecido como una emergencia de salud pública, especialmente en el centro y sur de América. Desde el 2003, 24 países de esta región informaron casos confirmados de fiebre hemorrágica del dengue. En junio del 2007, Brasil reportó más de 245,000 casos de dengue, contra 300,000 registrados en el 2006 y alrededor de 800,000 en el 2002, mientras que Paraguay reportó más de 25,000 casos en el 2007, 52 de los cuales fueron fiebre hemorrágica del dengue y 13 muertos. Además, la fiebre del dengue está muy extendida en el sudeste asiático: cada año, de hecho, 8 de los 11 países de esta región informan casos de enfermedad a las OMS. Según las Oms, en el 2005, 179,312 casos fueron reportados en la región, más de la mitad de ellos en Indonesia. La región tiene un promedio de más de 100,000 casos cada año desde el 1985, aunque la fiebre del dengue se considera universalmente como una enfermedad no informada.

Después de una ausencia de una década, el virus reapareció en Asia en los años 80, con epidemias hemorrágicas de dengue en Sri Lanka, India, Maldivas, China y Taiwán. La primera epidemia registrada en China es en el 1985 y en Pakistán en el 1994. En Singapur, después de una prevención eficaz durante más de 20 años, el dengue ha regresado con epidemias hemorrágicas entre el 1990 y el 1994. En otras partes de Asia, donde es endémica, las epidemias de los últimos años han sido progresivamente más serias. Incluso en África, a pesar del monitoreo deficiente, se han registrado casos siempre mas numerosos desde los años 80, especialmente en las áreas orientales, como Kenia (epidemia de 1982), Mozambique (1985), Djibouti (1991-92) y en Somalia (1982 y 1993).

Es en el continente americano donde el dengue se está convirtiendo en un importante problema de salud pública. La presencia del mosquito Aedes aegypti, portador de la enfermedad, se redujo drásticamente por un programa de control de la organización panameña de la OMS en los años 50 y 60, destinado a erradicar la fiebre amarilla, transmitida por el mismo mosquito. El programa fue descontinuado en los años 70 en los Estados Unidos y progresivamente en otras partes de America, con el resultado de que el mosquito reapareció y también ha comenzado a poblar áreas donde antes no estaba presente, como muestran los datos epidemiológicos de la OMS. Además, en la década de 1970, solo el virus den-2 estaba presente en América, mientras que hoy las cuatro variantes están presentes. Hoy, de acuerdo con el Oms, el dengue es endémico de gran parte del Sur y Centro America, y también amenaza a muchas áreas del sur de los Estados Unidos.

CHIKUNGUNYA

Chikungunya es una enfermedad viral, caracterizada por fiebre y fuerte dolor, que se transmite a los humanos por mosquitos infectados. La primera epidemia conocida se registró en Tanzania en el 1952, aunque ya se había registrado una epidemia en Indonesia en el 1779, posiblemente atribuible al mismo agente viral.

Después de un período de incubación de 2-12 días de repente se manifiestan fiebre y dolores en las articulaciones, tal como para limitar los movimientos de los pacientes (de ahí el nombre de Chikungunya, que en swahili significa  "lo que dobla"), que por lo cual tienden a permanecer absolutamente inmóviles y toman posiciones antálgicas. Otros síntomas incluyen dolor muscular, dolor de cabeza, fatiga y erupción cutánea. El dolor en las articulaciones suele ser debilitante, por lo general dura unos días, pero también puede durar algunas semanas. Además, el virus chikungunya puede causar enfermedades agudas, subagudas y cronicas.

En la mayorias de los casos los pacientes se recuperan por completo, pero en algunos casos el dolor en las articulaciones puede persistir durante meses o incluso años. A menudo, los síntomas en las personas infectadas son leves y la infección puede no ser reconocida o mal interpretada, especialmente en áreas donde hay dengue. Ocasionalmente, se han reportado complicaciones oculares, neurológicas, cardíacas y gastrointestinales. Raramente ocurren complicaciones graves, pero en los ancianos la enfermedad puede ser la causa de la muerte.

Vectores y agentes responsables

Identificado en más de 60 países de Asia, África, Europa y América, Chikungunya se transmite de persona a persona a través de la picadura de un mosquito hembra Aedes tales como Aedes aegypti y Aedes albopictus (mosquito tigre asiático). El virus responsable pertenece a la familia togaviridae, el tipo de alfavirus.

Tratamiento

No hay tratamientos antivirales específicos y el tratamiento se centra principalmente en aliviar los síntomas. Actualmente no hay vacuna contra chikungunya.

ZIKA

El virus Zika fue aislado por primera vez en Uganda en el 1947 (por investigadores de la Fundación Rockefeller que estaban estudiando la fiebre amarilla) de los monos del bosque Zika, cerca del Lago Victoria. El primer caso de infección humana se remonta al 1968 en Nigeria y desde el 1968 al 2007 hubo casos de infección humana solo en África central y en el sudeste de Asia. La primera epidemia ocurrió en el 2007 en la isla de Yap (Micronesia), donde se informaron 185 casos sospechosos.

A partir del 2013, se han notificado brotes en las Islas del Pacífico (Polinesia Francesa, donde se produjo el mayor brote, Nueva Caledonia y las Islas Cook). Los primeros informes de complicaciones neurológicas potencialmente asociadas a la infección ocurrieron durante los brotes del 2013 y, durante la difusion en Brasil, se observó a partir del mes de octubre, un aumento en la microcefalia en áreas endémicas.

El Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (International Health regulations, IHR 2005) de la OMS, el 1 de febrero del 2016, dijo que el aumento en la propagación del virus Zika y potencialmente asociado con microcefalia y otros trastornos neurológicos reportados por Brasil (y en las Américas) fue una emergencia de salud pública internacional.

Sintomas

Más de la mitad de los infectados no tienen síntomas serios al principio, lo que hace que sea difícil detectar el virus. Después de 3-54 días de contacto con el insecto, puede sufrir de fiebre alta, dolor de cabeza, dolor muscular y fatiga general.

Tratamiento

Actualmente no hay cura contra el virus. Dos laboratorios brasileños, el Instituto Butanta de Sao Paulo y Fiocruz / Manguinhos en Río de Janeiro están trabajando en el desarrollo de una vacuna contra el Zika, basada en la plataforma Dengue.